El alma de las prendas

Muchas veces pensé que frívolo era depender de una ropa o vestirte de determinada manera para sentirte mejor… o peor. Era como ser superficial… Una idea que se me había instalado desde hace tiempo, cuando ya tenía conciencia de lo que era tener un estilo, o seguir ciertas modas. O sea… hace unos 3 o 4 años nada más. Continue reading “El alma de las prendas”

Maquillarse o no maquillarse…

Por las mañanas siempre extiendo la alarma hasta los últimos minutos. Todo sea por dormir unos segundos más. Entonces me levanto casi jugada con el tiempo, apenas si logro vestirme medianamente bien ya que en la noche dejo preparada la ropa (no siempre). Llego a tiempo al trabajo y ahí viene todo los demás.

Como ven, en este proceso no tengo en cuenta el maquillaje. En realidad casi nunca lo tengo en cuenta por que no soy de maquillarme mucho. Es más, si puedo prescindir de él, mucho mejor. Pero la realidad es que desde que trabajo se ve mucho mejor si me arreglo un poco. Continue reading “Maquillarse o no maquillarse…”

Ceder espacio

Nos cuesta entender muchas cosas que nos suceden a esta edad. Recorrer el camino de los 30 es una experiencia cargada de contradicciones. Es como estar en la línea media de la vida.

Me sucede que de pronto me encuentro como desplazada en algunos momentos del grupo en el que me encuentro sumergida. Soy la de más edad (vamos… soy la más vieja!). Todos rondan entre los 20 y 28, por lo que hacen muchas cosas que pertenecen a su edad (salir de fiesta, emborracharse, sin compromisos…). Y con ello mis rabietas:¿ por qué son tan niños a veces? Es compresible pero me cuesta darme cuenta que no son como yo (el yo serio y responsable de ahora). Y no es por dármelas de grande…  soy más grande. Continue reading “Ceder espacio”