Maquillarse o no maquillarse…

Por las mañanas siempre extiendo la alarma hasta los últimos minutos. Todo sea por dormir unos segundos más. Entonces me levanto casi jugada con el tiempo, apenas si logro vestirme medianamente bien ya que en la noche dejo preparada la ropa (no siempre). Llego a tiempo al trabajo y ahí viene todo los demás.

Como ven, en este proceso no tengo en cuenta el maquillaje. En realidad casi nunca lo tengo en cuenta por que no soy de maquillarme mucho. Es más, si puedo prescindir de él, mucho mejor. Pero la realidad es que desde que trabajo se ve mucho mejor si me arreglo un poco. Continue reading “Maquillarse o no maquillarse…”